¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

La Parrilla de Arganda (©Fernando Galán)

La Parrilla de Arganda (©Fernando Galán)

La Parrilla de Arganda, el nuevo restaurante de Arganda del Rey, acaba de abrir sus puertas con la vocación de convertirse en una referencia gastronómica imprescindible en el Sureste de Madrid. Su apuesta: una cocina honesta, sin grandes extravagancias, con productos de calidad procedentes de su propia huerta y proveedores de absoluta confianza, y espacios versátiles para disfrutar de sus platos en ámbitos reservados para cada grupo de comensales.

“La Parrilla de Arganda es ese restaurante que elegirías para celebrar el cumpleaños de tu madre, la comunión de tu peque, la comida de empresa donde quieres hablar tranquilamente de negocios o disfrutar del buen tiempo en compañía de familia y amigos con la tranquilidad de que, sean cuales sean sus gustos, acertarás”. Así define Roberto Fontán —impulsor del proyecto junto a Paul García y Noemí Losada— este nuevo restaurante ubicado en el corazón industrial de Arganda del Rey, que promete convertirse en uno de los imprescindibles del eje del Sureste de Madrid.

La Parrilla de Arganda (©Fernando Galán)

La Parrilla de Arganda (©Fernando Galán)

Con unas instalaciones versátiles, que permiten dividir los espacios —tanto interior como su amplia terraza privada— en distintos ‘reservados’ a la medida de cada grupo de comensales, La Parrilla de Arganda ofrece desde esta semana una opción segura y fiable a quienes buscan, sencillamente, un lugar donde comer bien a precios más que razonables. Su cocina se autodefine como “honesta y sincera”, sin exotismos ni estridencias, y con valores seguros capaces de satisfacer los ‘antojos’ de cualquier comensal: desde entrantes clásicos como croquetas caseras, salmorejo, ensaladilla de la abuela, sartén de huevos rotos, pimientos asados a la brasa con ventresca o callos a la madrileña hasta una selección de arroces, carnes y pescados, para concluir con una cuidada colección de postres caseros.

 

La Parrilla de Arganda (©Fernando Galán)

Esa honestidad se traduce en la trazabilidad de cada una de las propuestas gastronómicas que allí se sirven: desde su origen —verduras cultivadas en la huerta propia que tiene La Parrilla de Arganda en Orusco de Tajuña, huevos de gallinas criadas también en corral propio, pescados de las lonjas gallegas o de las costas andaluzas, carnes del norte de León y de las Rías Baixas— hasta su preparación en la parrilla, en un espacio acristalado que permite a los comensales ver en directo como el chef prepara sus alimentos. Así, los sabores llegan a cada plato con toda su autenticidad intacta, perfectamente reconocibles y sin enmascarar, lejos de artificios y complejidades.

Mención aparte merecen sus arroces, perfectos para compartir en un ambiente desenfadado, o el cocido madrileño, que no podía faltar a su cita —dos veces por semana— en este restaurante pegado a la tierra y a la tradición. Por último, los vinos, con referencias madrileñas —de Arganda o de Tielmes— y de otros lugares, para proporcionar la mejor compañía a cada plato a precios muy asequibles.

Galería: así es La Parrilla de Arganda

(fotos: Fernando Galán)

El ambiente, decorado con elementos modernos y sencillos, invita a relajarse y a disfrutar también en privado, incluso en tiempos de Covid, ya que el local cuenta con varios reservados y elementos móviles que permiten crear ambientes independientes en función del número de personas de cada grupo. Lo mismo ocurre con la terraza, preparada para aislar a cada grupo del resto, proporcionando así intimidad e independencia a cada reunión, y convirtiendo este restaurante en un lugar ideal para familias con niños. La Parrilla de Arganda también cuenta con servicio de ‘catering’ para eventos externos, desde reuniones de amigos o familiares en domicilios o fincas privadas hasta todo tipo de encuentros de negocios.

El resultado: variedad, sencillez, naturalidad. Sabores intensos y reconocibles. Cocina que nunca cansa para el día a día —entre semana existe un menú ejecutivo con una selección de referencias de la carta—, para cenas informales, para reunirse los domingos o festivos con el entorno más cercano y con un relación calidad-precio difícilmente superable.

La Parrilla de Arganda está ubicada en la avenida de Madrid, número 47, junto al Hotel AB Arganda, y cuenta con ‘parking’ propio y rápido acceso a la A-3 y al resto de zonas residenciales del municipio y de los alrededores. Pensada para llegar, aparcar y disfrutar.

Información y reservas en la web de La Parrilla de Arganda

 

Otras noticias:

La Parrilla de Arganda: una nueva apuesta gastronómica que no te puedes perder

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!