¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

La nueva carta de La Parrilla de Arganda, situada en pleno corazón industrial de Arganda del Rey, propone un universo de sabores frescos para disfrutar de la mejor gastronomía este verano. Además de sus ya míticas ensaladilla rusa de la abuela o salmorejo cordobés, el establecimiento argandeño ofrece nuevas y sorprendentes opciones para degustar en su terraza o en su salón climatizado.

Banner Residencial París 3

Este verano, La Parrilla de Arganda refresca su carta con nuevos platos ideales para compartir en la mejor compañía. Su propuesta alcanza un equilibrio perfecto entre sus platos más clásicos, de éxito asegurado para los amantes de la cocina más auténtica y atemporal, y nuevas elaboraciones que invitan a volver una y otra vez para probar la versatilidad de su gastronomía.

Y es que, sin salirse de su apuesta honesta y de calidad, y aprovechando las verduras que cultivan en su huerta propia situada en Orusco de Tajuña, La Parrilla de Arganda ha configurado una oferta irrechazable para los amantes de la buena mesa. Empezando por los entrantes, desde sus finas láminas de berenjenas con humus y miel de caña hasta sus originales buñuelos de calamar con mahonesa de piquillo.

El toque maestro de la elaboración artesana juega también un papel fundamental en una de sus propuestas más irresistibles: la terrina de foie mi cuit hecho en casa con mermelada de higos y tostas de brioche artesano.

Tampoco pueden faltar los chipirones de anzuelo a la parrilla con cebolla caramelizada, que junto a las zamburiñas a la parrilla con aceite de ajo o la ensalada de cogollos con sardina ahumada artesana irrumpen con aromas marinos en la mesa de La Parrilla de Arganda.

¿Carne o pescado?

Los comensales más carnívoros seguirán encontrando este verano uno de los clásicos más celebrados de La Parrilla de Arganda: su chuletón de vaca madurado 40 días de más de 1.200 gramos, ideal para compartir, así como su entrecot y su solomillo de vaca.

Chuletón de La Parrilla de Arganda

En cuanto a los pescados, merluza, bacalao, lubina o rodaballo son algunas de las opciones entre las que será difícil decidirse. Y en caso de que las dudas persistan, siempre quedan los arroces, entre los que destacan el de carrilleras y espárragos trigueros o el meloso marinero.

Un dulce final

Lejos de agotarse con los platos principales, la carta de La Parrilla de Arganda encierra grandes sorpresas para terminar con el mejor sabor de boca: los postres. Además de sus ya famosas filloas de crema terminadas a las brasas o la milhoja casera de hojaldre y crema casera, La Parrilla de Arganda echa mano de los mejores helados artesanales para ‘refrescar’ sus elaboraciones tradicionales: a destacar la leche frita de la yaya con helado de canela o la torrija, con azúcar caramelizado que trae recuerdos de la leche catalana, acompañada de helado de vainilla.

Todo un manjar para poner fin a las celebraciones gastronómicas de este restaurante de Arganda del Rey que invita a volver una y otra vez para repetir los mismos sabores… o no. Por falta de opciones diferentes y deliciosas no será.

La Parrilla de Arganda está ubicada en la avenida de Madrid, número 47, junto al Hotel AB Arganda, y cuenta con ‘parking’ propio y rápido acceso a la A-3 y al resto de zonas residenciales del municipio y de los alrededores. Pensada para llegar, aparcar y disfrutar.

Información y reservas en la web de La Parrilla de Arganda

 

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!