¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Estructura de vallado de la Escuela Infantil Municipal de Arganda.

Los vecinos y vecinas de Arganda del Rey han vuelto a dar toda una lección de solidaridad. El pasado 20 de enero, día en el que los pequeños alumnos de la Escuela Infantil Municipal debían reincorporarse al centro tras las vacaciones navideñas y el parón por la borrasca Filomena, las maestras se toparon con una desagradable sorpresa: las 25 motos de juguete con las que los niños y niñas del centro juegan en el recreo habían sido robadas.

Banner Residencial París 3

La dirección del centro comunicó los hechos por escrito a los padres y madres de esta escuela pública de titularidad municipal, pidiendo asimismo su colaboración para que, si alguno de ellos quería colaborar donando algún vehículo de juguete, lo hiciera a fin de reponer el material sustraído.

Así lo ha explicado a Diario de Arganda una madre de la escuela, precisamente la persona que se ha encargado de hacer un llamamiento a través de redes sociales para tratar de paliar el daño sufrido por los pequeños al quedarse sin estos objetos tan apreciados por ellos.

Las sospechas se centran en un grupo de jóvenes que fueron vistos por un testigo en las inmediaciones del centro durante la nevada lanzándose por una pendiente próxima a bordo de este tipo de motos, a lo que se suma que en el techo de la guardería han aparecido “pintadas y grafitis”.

“Para llevarse tantas motos, tuvieron que saltar las vallas de la guardería, son unos sinvergüenzas por robar a unos niños”, subraya esta madre, quien ante esta situación decidió “utilizar las redes sociales para dar voz y ver si alguien quería colaborar”.

Dicho y hecho, el llamamiento ha surtido efecto y, en apenas cinco días, los vecinos y vecinas de Arganda han respondido haciendo entrega y donando motos, triciclos, andadores y vehículos de juguete que ya están a disposición de los pequeños.

“Gracias a habernos movido y pedir ayuda, ya tenemos más motos de las que fueron robadas, ya tienen 27, y quiero dar las gracias a todo el mundo que ha compartido, que ha querido colaborar y que ha donado. Estoy super agradecida, no nos esperábamos para nada que hubiese tanto movimiento, estamos sorprendidas para bien”, recalca esta madre.

Desde el Ayuntamiento, responsables de esta escuela infantil, han explicado a Diario de Arganda que el trámite habitual es que la dirección del centro solicite a la Concejalía de Educación la reposición del material sustraído, si bien al estar la directora de baja, desde la escuela han optado directamente por pedir ayuda a los padres, una ayuda que finalmente ha servido para que los niños y niñas puedan volver a jugar apenas cinco días después de la comisión del robo.

Otras Noticias

Arganda Solidaria, una iniciativa vecinal que supera todas las expectativas

La Escuela Infantil Municipal de Arganda organiza una jornada virtual de puertas abiertas

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!