¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Seguridad en el hogar

Para garantizar la protección de tu inmueble y todo lo que tengas en él, es imprescindible aprovechar los beneficios de novedosos equipos tecnológicos.

Conoce para qué se emplea un SAI en seguridad y todas las ventajas que proporciona al mantener en funcionamiento los dispositivos cuando se corta el suministro de energía por saltos de tensión o apagones.

¿Qué es SAI en seguridad?

Las siglas SAI hacen referencia a un Sistema de Alimentación Ininterrumpida que compensa la falta de energía de dispositivos destinados a la protección, como pueden ser los suministrados por Movistar Prosegur Alarmas, para mantenerte seguro en caso de que se presente un corte inesperado de la corriente, bien sea por sabotaje o a causa de accidentes.

Por lo tanto, la incorporación del SAI permite que el router siga funcionando y logre comunicarse con la Central Receptora de Alarmas a través de una segunda vía, lo que no es esperado por muchos delincuentes y representa para ti una doble protección cuando cortan los cables de luz con la finalidad de nulificar tu sistema de vigilancia para ingresar sin dificultades a tu residencia.

¿Qué encontrarás en un SAI?

Existen elementos resaltantes que debes tener en cuenta antes de adquirir un SAI para que cubra tus requerimientos de seguridad; algunas de sus especificaciones son las siguientes:

    • Cuenta con una potencia referente a la cantidad de energía suministrada a los dispositivos electrónicos que se encargan de mantener bajo vigilancia tus instalaciones, por ello es imprescindible que cubran sus requerimientos durante el tiempo suficiente para que puedas buscar ayuda.
    • Dicha potencia puede venir en voltamperios cuando trabaja con corriente alterna, la cual dispone de elementos para generar energía reactiva. Otros los encontrarás en vatios, tratándose en este caso de energía activa; pero un SAI combina ambas fuentes para incrementar tu seguridad.
    • El suministro de corriente proporcionado por un SAI es identificado como energía aparente y medido en función de voltamperios por hora.
    • La potencia de este dispositivo comprende su capacidad de suministro tanto activo como reactivo, lo que se representa mediante la fórmula coseno de φ o cos(φ) en cuyo caso los que desperdician menos fuerza son aquellos donde su cos(φ) está cercano a 1.
    • Se debe considerar adicionalmente el número de salidas disponibles en el SAI para que puedas conectar la cantidad de equipos que necesites.
    • Es primordial verificar la duración de la alimentación autónoma del SAI adquirido, pues precisamente será el tiempo durante el cual tu sistema de seguridad se mantendrá operativo, una vez suspendido el suministro de electricidad.
    • Los SAI son fabricados de acuerdo con diferentes tecnologías; encontrarás los Off-Line que inician su actividad una vez que se corta el suministro de energía, empleando la almacenada en su batería. También están los interactivos que controlan las bajas de tensión de la red eléctrica y los On-Line, transforman la corriente en continua o alterna según sea requerido.

Vida útil de un sistema SAI

Este tipo de equipos cuentan con capacidad para durar aproximadamente 10 años, lo que depende básicamente de su batería, la que se recomienda cambiar al menos cada 5 años.

Se debe tener presente que cuando el SAI no se encuentra en funcionamiento la vida útil de su batería disminuye rápidamente, por lo que no es recomendable mantenerlo sin uso. Una de las mejores formas para resguardar la integridad de este tipo de equipos es descargarlo y recargarlo con cierta frecuencia.

¿Para qué se emplea un SAI?

El SAI es el mejor respaldo para garantizar tu protección y la de tu familia, pues aunque se corte el suministro de energía, la capacidad de su batería permitirá que tu sistema de vigilancia continúe funcionando, durante el tiempo necesario para que la central receptora de alarmas de tu compañía de seguridad verifique que todo se encuentra bien en tu inmueble o notifique a las autoridades competentes.

Por otro lado, se trata de uno de los equipos frecuentemente empleados para evitar percances en tus tareas habituales. Por ejemplo, que tu ordenador se apague ante un corte de energía eléctrica cuando estás trabajando, ya que su batería lo mantendrá encendido hasta que guardes tus archivos y cierres apropiadamente todas las aplicaciones, evitando daños en su sistema operativo.

Los SAI también son identificados en inglés como Uninterruptible Power Supply o UPS, populares por servir de respaldo a ordenadores, cámaras, monitores y otros dispositivos que pueden ser afectados por las bajas de tensión o cortes repentinos de energía y además requieren de cierto tiempo para finalizar tareas antes de ser apagados.

En seguridad son indispensables para mantener operativos los sistemas de vigilancia hasta que se compruebe la integridad del inmueble. Si bien la energía suministrada por su batería dura tan solo algunos minutos en función de los equipos conectados a ella, es suficiente para que una central receptora de alarmas verifique por medio de una llamada o para que puedas notificar que estás siendo víctima de un sabotaje y necesitas ayuda policial de inmediato.

 

Otras noticias: 

Arganda contará con su propio Equipo de Orientación Psicopedagógica para atender al alumnado con necesidades especiales

Arganda aprueba una inversión millonaria para ahorrar un 60% en el consumo eléctrico

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!