¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Tráfico de vehículos en la carretera M-300, a su paso por La Poveda. (Foto: Fernando Galán).

La intensidad media diaria de tráfico (número de vehículos que pasan por una sección de carretera por unidad de tiempo) en las vías del Sureste de la Comunidad de Madrid aumentó entre 2016 y 2019 un 18,44 por ciento, según el informe de tráfico de 2019 elaborado por la Consejería de Transportes.

Banner Residencial París 3

Los vehículos pesados incrementaron su tránsito en este período un 21,66 por ciento. Cuatro carreteras concentraron el año pasado el 62,16 por ciento de la circulación: la M-203, la M-204, la M-300 y la M-305, demostrando la influencia que tiene la economía de Alcalá de Henares en el tráfico del Sureste. La velocidad media en las vías estudiadas aumentó 14,5 kilómetros por hora, rebasándose en varios casos el máximo permitido hasta en 26 kilómetros por hora.

Este incremento de la intensidad media diaria (IMD, según las siglas técnicas) supone un paso de 4.116 a 4.591 vehículos de media en cada tramo del radio vial entre la M-203 y la M-328 (coincidente, fundamentalmente, con las comarcas de la Cuenca del Henares y Las Vegas), según el análisis de datos que ha realizado Diario de Arganda en base a los cálculos oficiales regionales (se adjunta análisis de datos en pdf). Solo entre 2018 y 2019 se aumentó esta intensidad un 7,83 por ciento.

A pesar del incremento, las vías del Sureste siguen siendo las que menos tráfico soportan, lo que entronca con el nivel económico de la zona, que es el más bajo de la región, según el último atlas estadístico regional de la zona que fija el PIB per cápita en la Cuenca del Henares entre un 20 y un 30 por ciento por debajo de la media regional (salvo Rivas Vaciamadrid, que está un diez por ciento por debajo), y más de un 30 por ciento por debajo en Las Vegas, excepto en Aranjuez.

A pesar de esta media, existe una fuerte disparidad de intensidades entre carreteras, pues hay cuatro vías (tres de ellas vinculan el Sureste con Alcalá de Henares como principal polo de influencia de tráfico) que concentraron la mayor parte del flujo circulatorio (268.316 vehículos, el 62,16 por ciento) y que incrementaron su tráfico en el período 2016-2019: la M-203 (de la A-2  a la A-3 desde Vallecas a Alcalá de Henares, que cuenta con un flujo de 80.704 vehículos diarios entre todos sus tramos, siendo los menos saturados los que van desde Vicálvaro hasta la M-226), la M-204 (de Alcalá de Henares a Carabaña, tiene 30.067 vehículos diarios, siendo el más saturado el que va de Villalbilla a la M-300), la M-300 (de la A-2 a la A-3 desde Alcalá de Henares a Arganda del Rey, acumula 122.540 vehículos, concentrando la zona entre Arganda y Los Hueros apenas una quinta parte del total, ya que la mayor parte del flujo se concentra en Alcalá de Henares y su zona industrial) y la M-305 (de Chinchón a Aranjuez, incluyendo la variante hasta Puente de la Reina, tiene 35.005 vehículos diarios, concentrándose casi todo el tráfico entre la variante de Aranjuez y la A-4). Por el otro extremo, cabe destacar el escaso tráfico de calzadas como la M-228 (Tielmes-Villarejo de Salvanés, apenas 113 vehículos diarios), la M-232 (Valdilecha-Villar del Olmo, 175 automóviles al día) y M-327 (en Colmenar de Oreja, entre la M-320 y M-322, 129 vehículos cada jornada).

La M-300, de la A-2 a la A-3, acumuló 122.540 vehículos entre 2016 y 2019. (Foto: Fernando Galán).

Los tramos que reflejaron un mayor incremento de la intensidad del tráfico entre 2018 y 2019 en la zona fueron: el tramo de la M-222 que une la M-221 con Guadalajara (un 152,46 por ciento), la M-326 (Fuentidueña de Tajo y Villamanrique de Tajo, un 63,95 por ciento), la M-328 (urbanización Alarilla-Cuenca, 36,8 por ciento), la M-316 (Valdelaguna-Villarejo de Salvanés, un 36,2 y un 39,26 por ciento en cada uno de sus tramos, respectivamente).

Entre 2016 y 2019, los aumentos más significativos de intensidad fueron: el tramo antes citado de la M-222 (un 163,66 por ciento), la M-326 (un 112,6 por ciento), la M-322 (un 81,18 por ciento) y la M-316 (un 60,99 por ciento). Los mayores decrementos interanuales 2018-2019 se produjeron en el tramo de la M-313 entre Morata de Tajuña y la M-311 (caída del 43,42 por ciento), la M-327 (entre la M-322 y la M-320, sufrió una pérdida del 21,86 por ciento), el tramo de la M-300 entre Loeches y la M-209 perdió un 21,95 por ciento) y el tramo de la M-315 entre Morata de Tajuña y Valdelaguna (ha perdido un 19,26 por ciento; según fuentes del Ayuntamiento morateño, esta tendencia responde al uso cada vez más intensivo de la variante de la M-317 a Valdelaguna). Entre 2016 y 2019, las mayores caídas registradas fueron en la M-313 (reducción del 36,14 por ciento entre Morata de Tajuña y la M-311) y la M-204 entre Valverde de Alcalá y Nuevo Baztán (disminución del 7,18 por ciento).

La circulación de vehículos pesados aumentó entre 2018 y 2019 de 40.408 (un 9,71 por ciento del total de ese año) a 45.032 (un 10,43%), lo que supuso un aumento interanual del 11,44 por ciento de media. En 2016, la media de vehículos pesados circulantes fue de 37.012 vehículos diarios, un 9,66 por ciento del total de ese ejercicio. Entre 2016 y 2019, se produjo un incremento bruto de vehículos pesados por las carreteras del Sureste del 21,66 por ciento.

Por otra parte, la velocidad media de las carreteras regionales de la zona reflejó un incremento de 14,4 kilómetros por hora (de 76,3 a 90,7), rebasándose en muchos casos el límite fijado para las vías, que es de forma mayoritaria de 90 kilómetros por hora, según las especificaciones de la Demarcación de Carreteras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para la naturaleza de estas vías. El caso más grave es el del tramo de la M-203 entre la M-224 y la M-300 donde se circula de media a 126 kilómetros por hora, cuando el límite es 100 kilómetros por hora. También la M-209 en la intersección con la M-204 (la velocidad media es de 116 kilómetros por hora cuando el límite son 90). A nivel porcentual, los mayores incrementos se dieron en el tramo de la M-307 entre Ciempozuelos y Toledo (de 52 a 78), en la M-315 en el tramo entre Morata de Tajuña y Valdelaguna (de 51 a 73), en la M-325 (de 51 a 76) y en la M-328 (de 73 a 101).

Consulte aquí todos los datos de tráfico en las carreteras del Sureste (PDF)

Otras noticias:

El Ayuntamiento rinde cuentas de la gestión del Covid durante los últimos seis meses

Los bomberos realizaron 414 intervenciones en la ciudad en 2019

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!