¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Rodaje de 'Vuelve' (foto: Esther Osorio)

Rodaje de ‘Vuelve’ (foto: Esther Osorio)

El pasado 18 de diciembre, el Auditorio Montserrat Caballé acogía la celebración de la gala de clausura del IV Festival Internacional de Cine de Arganda del Rey, una edición en la que participaron cerca de 250 cortos en las dos secciones en las que se divide este ya reconocido evento cinematográfico.

Banner Residencial París 3

En su corta vida, el FIC Arganda han visto subir a las tablas del auditorio argandeño a cineastas y artistas como Rodrigo Sorogoyen, ganador de la primera edición del festival con ‘Madre’, un cortometraje que llegó a estar nominado en los Oscar; Carlota Pereda con ‘Cerdita’, que obtuvo el Goya en su respectiva categoría; o Silvia Venegas con ‘Nuestra vida como niños refugiados en Europa’, premiado con el Goya al Mejor Cortometraje Documental.

En esta ocasión, el corto ‘Vuelve’, de Carlos de Antonio de la Peña, fue el gran triunfador de esta edición llevándose el primer premio en la sección ‘Ciudad de Arganda’ así como el premio del público.

Diario de Arganda ha hablado con este joven director madrileño sobre el proceso creativo y los objetivos de este trabajo, una pequeña historia de suspense que tiene a Arganda como una de sus protagonistas y que busca sensibilizar y concienciar sobre los peligros y las consecuencias de los errores al volante.

Arganda, protagonista

Carlos de Antonio explica cómo surgió la idea de participar en este festival y cómo se ideó el argumento y el desarrollo de ‘Vuelve’. “Somos un grupo de estudiantes de un máster de producción y dirección de contenidos audiovisuales con Atresmedia. Uno de estos chicos es de Arganda y pertenece a la Escuela de Cine. Nos contó que había un festival que estaba muy bien, con gente que ha ganado Goyas, y que existía un premio ‘Ciudad de Arganda’ en el que podíamos participar, así que nos lanzamos”, indica.

Fotograma del corto 'Vuelve' rodado en Arganda

Fotograma del corto ‘Vuelve’ rodado en Arganda

“Yo ya conocía la ciudad, pero cuando nos habló de este festival fui a Arganda para conocerla con otros ojos. Empecé a pensar en cómo podía hacer algo que hablase de Arganda, para que Arganda fuese protagonista. No quería contar una historia y meter a la ciudad como un simple escenario, sino darle protagonismo en la historia. Me gusta generar emociones, siempre me ha gustado la temática del terror y el suspense, porque me parece que en poco tiempo es lo que más impacta. Se me ocurrió esta historia en la que hay un atropello y la propia ciudad de Arganda se pone en contra de esta persona por haber hecho esto. Se me ocurrieron varias formas de hacerlo, pero ninguna me convencía porque me parecía muy típico, hasta que me vino la idea: ¿y si cuento esta historia al revés?”, explica sobre el proceso creativo.

Una vez tuvo la idea en la cabeza, Carlos se puso manos a la obra, rodando el corto, de algo menos de 3 minutos finales de duración, íntegramente en la localidad. “Cuento la historia para que parezca lo contrario, la persona -que ha cometido un atropello con fuga- es con quien empatizamos en un principio y el pueblo lo vemos como algo hostil, como el enemigo, y solo al final nos damos cuenta de que el pueblo estaba siendo agresivo porque estaba juzgando un acto atroz, y pasa a ser un lugar de justicia”, detalla.

El rodaje, según cuenta, fue un camino de rosas gracias a la colaboración de la Escuela de Cine, con Adrián Ruano a la cabeza; al Ayuntamiento de la localidad y a los propios vecinos y vecinas que tomaron parte del mismo de forma desinteresada, de tal modo que “Arganda ha trabajado con nosotros conjuntamente para narrar esta historia”.

Una historia que trata sobre la culpa, sobre las consecuencias permanentes de determinados errores. “Es una marcha atrás hacia el momento en el que se cometió un acto tremendo, una marcha tras tanto literal como figurativa porque las personas que cometen determinadas acciones no pueden nunca escapar de ellas, están encadenados a esos actos de por vida. En tráfico esto es especialmente duro porque un simple error en ocasiones acaba de manera catastrófica y se convierte en algo que los implicados no olvidarán jamás”, subraya Carlos de Antonio.

Prevención y sensibilización

‘Vuelve’ no es solo una impactante y angustiosa historia sobre la culpa. También esconde un trasfondo de concienciación y sensibilización social que busca aportar su granito de arena a campañas de seguridad vial como las impulsadas, por ejemplo, por la Dirección General de Tráfico o la Fundación ‘Ponle Freno’ de Atresmedia.

El objetivo preventivo del corto también existe. Una situación tan atroz, que está representada en el corto como puro terror, como es volver hacia atrás a un lugar y una situación que te genera ansiedad y temor porque es donde has cometido algo horrible, busca a su vez intentar que los espectadores lo perciban para enviar ese mensaje preventivo: un pequeño error y puedes vivir este infierno todos los días”, asegura el director.

Fotograma del corto 'Vuelve' rodado en Arganda

Fotograma del corto ‘Vuelve’ rodado en Arganda

En su opinión, “este tipo de proyectos de concienciación sobre la seguridad vial al final ayudan”. Las acciones de la DGT o la campaña ‘Ponle freno’ tienen como objetivo concienciar, y «de hecho en 2019 se consiguió que fuera el segundo año en el que menos accidentes de tráfico hubo. Todas estas campañas y esta forma de explicarle a la gente de una forma diferente los riesgos que existen, ayudan muchísimo a concienciar. Este corto puede ser en sí mismo una campaña para sensibilizar y que la gente sepa que este tipo de errores al volante pueden ser para toda la vida”, añade.

El festival

El equipo de ‘Vuelve’ triunfó por todo lo alto en esta IV edición del Festival Internacional de Cine de Arganda, con Carlos de Antonio a la cabeza, Juan Varo como ayudante de Dirección, Beatriz Urzaiz como actriz principal y la pequeña Silvia Alía como actriz secundaria.

“El resultado no ha podido ser mejor, estamos muy contentos”, confiesa su director, quien además pone el foco en la buena organización de este evento. “Cuando llegamos me sentía un poco extranjero porque vi que participaba mucha gente de la propia Arganda, además de festival era una especie de expositor de toda la oferta cultural que la ciudad se está esforzando por hacer. Tuvimos mucho éxito, pero a su vez aprendí muchísimo sobre la ciudad y vi que había muchas iniciativas, se me presentó la ciudad como algo muy interesante para la cultura y en especial para la cultura audiovisual”, recalca.

Rodaje de 'Vuelve' (foto: Esther Osorio)

Rodaje de ‘Vuelve’ (foto: Esther Osorio)

Carlos de Antonio ya trabaja en proyectos a futuro, ya que tal y como señala “me fue tan bien en Arganda que he vuelto a recuperar la faceta de cortometrajista”. En el pasado, ya rodó ‘Miedo’, un corto protagonizado por Roberto Drago que se llevó nada menos que cinco galardones y 43 selecciones, siendo proyectado en Canadá, Marruecos, Italia, India, Sevilla, Barcelona o Madrid.

Si la situación me lo permite, estaré en la V edición del Festival de Cine de Arganda. Ahora que ya he planteado algo en la ciudad, me gustaría volver a plantear otra cosa diferente”, adelanta.

VEA AQUÍ EL CORTO ‘VUELVE’ DE CARLOS DE ANTONIO

Otras Noticias

Fiesta del cine en Arganda: estos han sido los cortos premiados en el IV Festival Internacional

Regresa a Arganda el Festival Internacional de Cine

El Enclave Joven de Arganda organiza en julio un campamento de cine

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!