¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Cristina Miguel, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Arganda (foto: Cs Arganda)

Cristina Miguel, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Arganda

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Arganda, Cristina Miguel, analiza la situación actual y futura de la ciudad en esta entrevista con la que Diario de Arganda continúa con el turno de encuentros con los responsables de los partidos políticos con representación en la ciudad.

¿Cómo valoras en líneas generales esta legislatura y qué logros conseguidos por Ciudadanos destacarías?

Esta legislatura ha sido difícil para cualquier partido que hubiese estado gobernando. Las DANAS, Filomena, el Covid… no lo han puesto nada fácil al gobierno, pero también pensamos que se podrían haber dinamizado mucho más las concejalías y las ayudas al vecino. Somos conscientes de que ha sido una legislatura compleja y complicada. Nosotros hemos aportado una política constructiva para sumar, con el objetivo de no poner fáciles las cosas que creemos que no se deben hacer, pero luchando por nuestras ideas y por nuestras propuestas que creemos beneficiosas para los vecinos. Luchamos mucho hace un año por la bajada del IBI a los vecinos al mínimo legal, y parece que en cierto modo por fin se ha llevado a cabo. Siempre que sean medidas que beneficien al vecino, van a tener nuestro apoyo.

¿Qué perspectivas tenéis de aquí al final del mandato?

El objetivo del municipio debería ser la dinamización de la economía, la mejora de los polígonos, hacer de Arganda una ciudad atractiva para la implantación de empresas, que se ponga en marcha el centro logístico y que se reactive la oficina de implantación de empresas que nosotros propusimos. También propusimos recientemente la celebración de la feria del stock, algo que sabemos que se ha hecho en otros municipios y que es beneficioso tanto para los comercios y empresas como para los vecinos. Ideas de este tipo, que dinamicen la economía, es lo más interesante ahora mismo para Arganda.

El asunto del IBI ha sido el gran motivo de crispación últimamente en la ciudad

En referencia al IBI, en Ciudadanos siempre priorizamos la oposición constructiva a la oposición frentista. Lo que más nos aterra es oponerse a todo, nunca hay que perder la perspectiva de que formamos parte de una organización que trabaja para los vecinos. Los partidos no pueden convertirse en marcas. Hay cosas que el gobierno hace bien, y cosas que hace mal. Lo que hace mal hay que criticarlo y proponer alternativas. El tema del IBI, es una buena noticia que haya bajado para casi el 98 por ciento de los argandeños, pero sin embargo ha subido más del doble para 450 empresas y entendemos que debe haber un margen para rectificar eso. No obstante, también entendemos que hay una razón para eso, y no es que Guillermo Hita vaya en contra de los empresarios, sino que hay que pagar más de 4 millones de una deuda histórica y la estabilidad presupuestaria así lo exige. Lo que no podemos hacer es ocultar la verdad, hay que buscar soluciones desde el consenso, no desde el enfrentamiento. Porque algunos de los que echan la culpa son los principales responsables de esa situación. A mi me da mucha envidia el auge de Rivas. Arganda tiene mucha potencialidad, es una ciudad de futuro más que de presente, hay que modernizarla y se están haciendo cosas muy interesantes en ese sentido, como los contratos de luz y limpieza. Pero el polígono necesita reformularse para saber a qué aspira Arganda, y eso hay que hacerlo desde el consenso.

En los plenos sobre presupuestos, por ejemplo, sin tan mal están hechos esos presupuestos, se pueden presentar enmiendas como se hace en la Comunidad de Madrid o en el Estado. Pero no se hace, no hay interés de mejorarlo, es solo crispación.

¿Cómo definirías la situación actual de la ciudad?

Arganda está creciendo, hay nuevas viviendas y se ve que a medio y largo plazo seguirá creciendo. La ciudad ahora mismo necesita más infraestructuras, un ocio saludable, instalaciones deportivas, revitalizar el polígono para que tenga el desarrollo que debe tener una media-gran ciudad como a la nos vamos encaminando. Es cierto que esta legislatura ha sido compleja, pero muchos de los proyectos que estaban ya planificados hace tiempo deberían haberse desarrollado para dar cabida a tantos habitantes como tiene el municipio y al crecimiento que se prevé.

Estamos hablando de una localidad de más de 55.000 habitantes a la que le ha pasado el tiempo por encima. Arganda tiene que modernizarse, tener un polígono a la altura del siglo XXI, más infraestructuras educativas… Hay localidades en la zona que le han pasado por encima. Hay que mantener esa dualidad entre pueblo y ciudad, con un crecimiento sostenible, pero dotándola de una serie de infraestructuras y de captación y fidelización de empresas que necesitamos, porque lleva bastantes años sumida en el sueño de la inacción. A Arganda le han pasado factura las mayorías absolutas. Las mayorías no son buenas, no solo porque incidan en la corrupción, sino porque producen un rodillo sin necesidad de confrontar o enriquecer tus propuestas con nuevas visiones, y eso es importante. Arganda necesita establecer un PGOU, algo que parece que la gente no le da importancia. Ese plan general es un corsé ahora mismo para evitar el crecimiento. Cuando se modernice y se ponga a la altura de lo que está ocurriendo ahora mismo, eso permitirá que Arganda pueda tener una posibilidad de crecimiento.

Cristina Miguel, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Arganda (foto: Cs Arganda)

Algo importante en ese PGOU es que se está haciendo de forma transversal con un gran número de concejalías, lo que está facilitando el diseño de nuevas opciones de accesibilidad, de infraestructuras y de zonas verdes, y está dando solución o la dará a muchos de los problemas del municipio.

Por ejemplo, todo el tema del ocio, que es una de las grandes reivindicaciones, tiene que ver con eso. La antigua estructura del ocio en Arganda se basaba en los bares de copas. Estos bares estaban en zonas céntricas y había muchos problemas. Hay que buscar un tipo de ocio sostenible y saludable, y esas nuevas ideas deben realizarse dentro de un consenso, con un proyecto a largo plazo, y más aún en política local, que trata sobre la gestión de los recursos de todos. Nosotros queremos aportar.

Quizá se ha echado de menos un proyecto claro de hacia dónde debe dirigirse la ciudad…

Arganda ha crecido a retales, pero eso tiene que ver con el enfrentamiento que ha habido entre los partidos. No hay un proyecto común. Eso, sin embargo, tiene ahora una buena perspectiva con el PGOU, que hará de Arganda una ciudad más accesible, va a poder comunicar barrios que están alejados del casco urbano, a contar con más zonas verdes… somos muy optimistas con este nuevo plan porque mejorará muchas de las deficiencias que tiene ahora mismo el municipio. Sí es cierto que han contado con nosotros para tener reuniones y comisiones informativas para que podamos aportar, y han dado oportunidades de sumar entre todos y aportar ideas, también en los contratos de alumbrado y limpieza. Pero es decepcionante que, cuando llega el momento del pleno, haya quienes se escuden en cualquier excusa para votar de forma negativa, aunque sea algo beneficioso para los vecinos. Con nuestra postura de centro y de querer sumar, nosotros seguiremos aportando siempre que nos dejen.

¿Quizá Ciudadanos ha perdido ese “miedo” a que se os pueda acusar de apoyar a un Gobierno que supuestamente está alejado ideológicamente?

Nosotros defendemos el centro de una forma muy concienzuda. No se puede perder la objetividad. El contrato de alumbrado es objetivamente positivo para Arganda. El contrato de basuras es objetivamente positivo para Arganda. El PGOU es objetivamente bueno para Arganda. No puedes enfrentarte a este tipo de realidades que sobrepasan lo político, tienes que colaborar. Y muchas veces en los plenos ves que eso no es así. Nosotros no vemos que haya nada opaco, porque se hacen reuniones en las que se cuenta con todos los partidos de la oposición para trasladar dudas o sugerencias. Es bastante transparente como para que estemos de acuerdo y veamos que se ha enriquecido esa propuesta con las ideas de los demás.

Por otro lado, parece que es contraproducente para la marca que un partido apoye una propuesta porque es de otro partido, y no hay nada más que eso. Hay una estrategia a nivel de pleno en la que a nosotros se nos acusa de que nos estamos echando en brazos del socialismo, y siempre respondemos que lo que se está acuñando en Arganda es un ‘acunamiento’ entre la derecha y la ultraderecha. Guillermo Hita ya lo dijo en un pleno. En el año 2020, el PSOE nos ofreció entrar en el Gobierno, lo trasladamos al partido, pero el partido no lo consideró en ese momento interesante y se denegó la posibilidad. Estamos dispuestos a colaborar desde donde nos toque, porque estamos muy cómodos en la oposición, pero si esa hubiese sido la decisión del partido también habríamos entrado en el gobierno porque priorizamos el interés de los vecinos y lo que tú puedes aportar. No tenemos ningún complejo.

¿Ese escenario ahora ha cambiado? Si se repitiese el ofrecimiento ¿ahora se aceptaría?

Es algo que no se está tratando, no ha vuelto a surgir y no creemos que vuelva a producirse. En Alcalá, Ciudadanos ha entrado en el gobierno, en Leganés también, pero en política los tiempos son muy importantes y en Arganda el enfrentamiento y el enconamiento son muy grandes. En el caso de Arganda esa propuesta no volverá a surgir, no está encina de la mesa.

Cristina Miguel, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Arganda (foto: Cs Arganda)

¿Cómo valora Ciudadanos los presupuestos aprobados recientemente para 2022?

En los últimos presupuestos, que son interesantes, nos hubiese gustado tener tiempo para trabajar con ellos. Pero probablemente las mayorías absolutas ni siquiera son buenas para eso. Si no hubiese habido esa mayoría, se habría buscado un mayor consenso y probablemente habría habido un hueco para nuestras enmiendas y propuestas. Pero nos abstuvimos porque no son unos malos presupuestos. Había cosas mejorables, pero entendemos que son buenos para los argandeños y, es más, contaban con algunas de nuestras propuestas que llevamos a pleno, cosas como el plan de asfaltado, mejoras en el polígono, ayudas escolares, el helipuerto, la casa de las asociaciones y algunas cosas más. Unas de las máximas de Ciudadanos es el sentido común para hacer política, y en ese sentido debemos tener la cabeza fría y pensar que esto es bueno de una forma objetiva

¿Cómo ha variado el clima político en Arganda tras las elecciones regionales del pasado mes de mayo?

Hay un ambiente preelectoral crispado originado desde las elecciones autonómicas donde hay partidos que se han activado y se han puesto ya en modo campaña. No cabe ningún tipo de pensamiento relacionado con lo que interesa en Arganda, sino en lo que interesa a esa marca para que dentro de un año y medio alguien pueda recuperar lo que en teoría considera que es suyo, echando mano de lo que haga falta. Yo sería incapaz de recurrir a alguien con quien no solo no comparta mis ideas políticas, sino que además me repugna moralmente y como ser humano. Partidos negacionistas, radicales, que no condenan la violencia contra las mujeres o los asesinatos machistas. Otro ejemplo de frentismo en Arganda es la subida en el recibo del agua. Nosotros no estamos de acuerdo con que se incremente ninguna factura ni ningún impuesto, pero sí somos conocedores, como el resto de partidos políticos, de que no había ninguna otra opción. Es un contrato firmado a 50 años por el PP y son conocedores de que cualquier obra por parte del Canal tiene que repercutir en la factura de los vecinos.

Un inciso sobre lo que preguntabas antes en relación a las posibilidades que tiene Arganda de crecer. Arganda tiene que llegar a un consenso, a un grado de equilibrio entre hacer que la ciudad crezca pero a su vez tiene que pagar el facturón. Hay quien dice que cuando ellos gobernaban había inversión y ahora no la hay. Evidentemente, la inversión de este gobierno no es lo que debería haber sido por circunstancias, pero la inversión hay que pagarla y financiarla. Las grandes inversiones del PP las comenzaremos a pagar ahora, empezando por este año y durante los 20 siguientes.

El político debe ser un servidor público. El político solo tiene un fin, dejar de serlo y volver a la sociedad civil. Pero hay que gente que se dedica a la política de forma profesional y solo interesa el servicio a su propia organización. Eso lo que pretendemos desenmascarar en Arganda. En los plenos nos duele la boca de decirlo, tenemos que trabajar y llevar propuestas interesantes para colocar a la ciudad a la altura de lo que debe ser. A Arganda le ha pasado por encima el tren del tiempo, pero también las DANAS, la Covid y Filomena. Es cierto que necesita modernizarse, ser más atractiva para las empresas, y esperemos que el centro de logística arranque, algo que será una gran fuente de riqueza y de empleo para la ciudad. Veremos si conseguimos hacer atractivo el polígono, y el nuevo PGOU tiene que colaborar en ese crecimiento. Debe haber además un plan general para dar cabida a un ocio saludable y sostenible, una de las grandes reivindicaciones. Mucha gente de Arganda hace sus encuentros en sus garajes, en sus propias casas, o se van directamente a otras localidades del entorno porque aquí en Arganda no hay nada.

Cristina Miguel, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Arganda (foto: Cs Arganda)

De cara a las elecciones de 2023, ¿Cristina Miguel se presentará como candidata por Ciudadanos?

Ahora mismo mi objetivo sigue siendo trabajar por los argandeños, en ese sentido no ha cambiado nada. Es un tema que aún no se ha tratado en el partido, no se está hablando aún de las próximas candidaturas, pero yo tengo la ilusión y las ganas de seguir trabajando por mi municipio.

Los ediles de Ciudadanos ¿estarían dispuestos a formar parte de una fututa lista del PSOE?

Te puedo asegurar una cosa. Ahora mismo estamos centrados en lo que queda de legislatura, que es un año y medio. Todo el mundo está ya dando por amortizada la legislatura, pero queda un año y medio por delante, y hay que seguir trabajando y llevando propuestas para lograr que el Gobierno actual las implemente. No pensamos en listas, porque eso sería faltar al respeto a tu votante, pero también a toda la gente que no te ha votado pero que espera que sigas trabajando. Estamos huyendo de que esto sea algo más que una marca. El tiempo dirá. ¿Que pueda haber ofertas? Claro que puede haberlas, pero no estamos pensando en eso porque somos concejales de Arganda, nos queda un año y medio, por ello nos pagan y vamos a seguir trabajando por los argandeños. Nos parece precipitado pensar ahora en la campaña de 2023. Sabemos que otros partidos sí lo están haciendo, esa es su línea estratégica, incluso están negociando y tienen cerrados acuerdos, pero nosotros seguiremos trabajando como concejales de Ciudadanos hasta el final de la legislatura. Ahora solo pensamos en qué moción vamos a llevar al próximo pleno y en seguir escuchando a los vecinos. Tenemos que seguir con los pies en el suelo y trabajando con sentido común.

La plataforma logística es una de las inversiones anunciadas por la Comunidad de Madrid en Arganda para el presente año. ¿Entendéis que puede ser uno de los grandes proyectos que contribuya a impulsar definitivamente la ciudad?

El problema es que depende de la Comunidad de Madrid, pero está claro que daría un impulso definitivo. Lo que esperamos es que no lo retrasen y no lo guarden como un titular para sacar en campaña electoral, sino que sea algo que reactiven ya mismo. Esto es un ejemplo de que no solo el municipio lleva retraso con las infraestructuras anunciadas. De hecho, hubo incluso un Consejo de Gobierno presidido por Cristina Cifuentes en Arganda para potenciar esta plataforma. La gente ha oído tantas veces que viene, que ya no se lo cree.

¿Y qué expectativas tenéis con el nuevo instituto?

Llevan muchos años diciendo que el nuevo instituto se construirá y ahora la última noticia que tenemos es que no lo necesitamos. Algún portavoz dice que ahora no se necesita, pero que se va a necesitar. No, se necesita ya, porque de hecho ya hay barracones. No tengo ninguna esperanza con respecto a la construcción del instituto. Y no solo con el IES, es que ha pasado ya tanto tiempo que se necesitan centros de educación Primaria. Las necesidades educativas en la gran mayoría de municipios de la región son tremendas. La apuesta por la educación debe ser sin trabas, hay que destinar dinero a educación y cultura. Afortunadamente en el pleno se consiguió firmar una declaración institucional de todos los grupos, incluido el PP, para solicitar la creación el instituto, pero no hay tiempo material para que esté hecho antes de que acabe la legislatura.

Otras entrevistas

Guillermo Hita: “En cinco o seis años se pondrá solución definitiva a las inundaciones en Arganda”

Lola Martín (PP de Arganda): “Nadie puede negar que, cuando hemos gobernado, la ciudad ha mejorado”

Javier Rodríguez (PSOE) “Queremos modernizar Arganda sin perder la esencia de pueblo”

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!