¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

OPINIÓN

Javier Rodríguez

Javier Rodríguez

Portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Arganda del Rey

Hace unos días la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acusó en Twitter al Gobierno de España de ensañarse con Madrid de manera “injusta, desproporcionada y perjudicial para España”, después de que se informara en rueda de prensa sobre la evolución de la pandemia en nuestro país.

A pesar de ser habituales en ella este tipo de declaraciones, no dejan de sorprender. Y es que la presidenta Ayuso emplea demasiado tiempo en echar balones fuera y en buscar culpables en otras administraciones y muy poco en asumir sus responsabilidades y en gestionar un Gobierno sin rumbo.

Ante esta actitud irresponsable, me gustaría realizar algunas reflexiones y formular algunas cuestiones sobre el ensañamiento:

  • Informar y ofrecer datos objetivos a la ciudadanía sobre cómo está evolucionando la pandemia en nuestro país y en nuestras comunidades autónomas, como hacen diariamente en rueda de prensa los responsables del Ministerio de Sanidad en un ejercicio de transparencia, no es, precisamente, ensañarse. Y menos aún cuando dichos datos son los que facilita la propia Comunidad de Madrid al Ministerio de Sanidad. ¿O es que la presidenta se está ensañando consigo misma?
  • En julio, y en el mismo tipo de rueda de prensa en la que se ofrecen datos diariamente, se decía que la situación en Cataluña y Aragón era “complicada y preocupante”. Es decir, lo mismo que se dice a día de hoy sobre la situación en Madrid.

¿Entonces no había ensañamiento porque era Torra quien ofrecía malos datos?

¿Ha hecho algo el actual Gobierno regional de PP y Ciudadanos por acabar con esta estrategia deliberada de debilitar la sanidad pública madrileña?

  • En junio, el Gobierno regional se comprometió a contratar 1.000 rastreadores para poder pasar a la Fase 2 de la desescalada.

En el día en que escribo estas líneas, 4 de septiembre, el Consejero de Sanidad anuncia nuevas medidas para luchar contrata el coronavirus y nos vuelve a prometer la contratación de 1.000 rastreadores.

Y claro, ante todo esto, la pregunta es: si la Comunidad tiene capacidad para hacerlo, ¿por qué no lo hizo hace 3 meses cuando lo prometieron por primera vez? ¿Qué ha estado haciendo el Gobierno regional durante todo este tiempo?

Antes de hablar de los demás, la Presidenta debería reflexionar sobre su actitud y sobre cómo se está ensañando ella misma con la ciudadanía y con la sanidad pública madrileña por su inacción y su falta de gestión.

Hablemos, en particular, de su ensañamiento con Arganda y de por qué en pleno estado de alarma por la pandemia se cerró el Consultorio de La Poveda, dejando a miles de personas sin atención.

Hablemos de su ensañamiento con la Atención Primaria, punta de lanza en la batalla contra el virus, y de por qué no se ha contratado ya a las y los profesionales necesarios para volver a abrir el Consultorio.

Hablemos de por qué nos han dejado con tan solo un centro de salud y medio para atender a 55.000 habitantes, después de quitar la atención de las tardes en el Centro de Salud de la calle Felicidad.

Hablemos de su ensañamiento con nuestras personas mayores, de por qué siguen desprotegidas en las residencias, como la de Arganda, y de por qué no se han medicalizado como nos dijeron en abril.

Hablemos de su ensañamiento con los profesores, de por qué quienes sean contratados como refuerzo ante la vuelta al cole sólo tendrán contrato hasta diciembre y de por qué no se han contratado ya.

Hablemos de su ensañamiento con las personas que utilizan la línea 9b de Metro y de por qué tienen que sufrir averías y hacinamientos en una situación de emergencia sanitaria.

Lo suyo sí es ensañamiento, presidenta, y en Arganda lo estamos sufriendo a diario.

 

Más artículos de opinión en Diario de Arganda

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
MÁS  Metro renovará parte de los carriles de su red hasta Arganda