¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Cristina Miguel, portavoz de Ciudadanos en Arganda del Rey

Cristina Miguel, portavoz de Ciudadanos en Arganda del Rey (©Diario de Arganda)

Diario de Arganda continúa, tras el ‘parón’ de la crisis de la Covid-19, con el ciclo de entrevistas al alcalde y a portavoces de los partidos representados en el Ayuntamiento de Arganda del Rey. Es el turno de Cristina Miguel, líder del Grupo Municipal de Ciudadanos en Arganda del Rey, que repasa la actualidad del municipio en esta entrevista.

Banner Residencial París 3

¿Cómo valora la gestión del Gobierno municipal de Arganda del Rey frente a la crisis de la Covid-19?

Estamos sorprendidos por la falta de iniciativa del Ayuntamiento y la tardanza en convocar el Consejo de Desarrollo Local, además de la ausencia de iniciativas para ayudar a las familias y las empresas. Nos ha sorprendido también el anuncio de que Arganda tiene 4 millones de euros de superávit; si esto fuera real, no habríamos tenido que llevar al Pleno de mayo el pago de facturas pendientes, algunas desde octubre de 2019. Además, está pendiente el pago de las ayudas a los damnificados por la DANA, que ayudarían a familias que ya entraron en crisis como consecuencia de las riadas. Además, para que la ciudad pueda hacer uso del 20% de su superávit, tiene que estar al corriente del pago a proveedores. No hay liquidez y la prueba es la solicitud de un crédito de 5,2 millones de euros para aliviar la tesorería: esto demuestra que una cosa es lo que vemos a diario y otra, los anuncios en redes sociales.

¿Qué medidas proponen ustedes para combatir las consecuencias de la emergencia sanitaria del coronavirus en Arganda?

Este miércoles presentaremos una moción dirigida a ayudar a los comercios. Nos preocupa su situación y la seguridad no se consigue con una pegatina en su escaparate, sino con pruebas a trabajadores y ayudas para que implanten las medidas de seguridad necesarias. Planteamos ayudas económicas del 50% del coste de las pruebas de Covid-19 quincenales para autónomos y pymes, con una partida de 700.000 euros, además de 400 euros para material de protección, dotándolas con otros 600.000 euros. De esta forma daríamos un apoyo real al tejido empresarial de la ciudad.

Ciudadanos obtuvo representación en Arganda por primera vez la legislatura pasada. ¿Qué valoración hace de aquel período?

En aquella ocasión apoyamos la investidura del gobierno que formaron entre PSOE e IU. Nosotros no entramos a formar parte del gobierno, pero sí es cierto que al estar ellos en minoría se nos tenía más en cuenta; proponíamos cosas y era más fácil que se llevaran a cabo. La diferencia entre la legislatura pasada y esta, para Ciudadanos, han sido unos escasos 200 votos y no hemos obtenido la misma representación que sacamos en 2015.

¿Cuáles fueron sus principales aportaciones en la legislatura pasada?

Cuando se tomó la decisión de apoyar la investidura de Guillermo Hita, veníamos de doce años de mayorías absolutas del PP. Doce años de oscurantismo. Arganda fue uno de los núcleos de la Gürtel y en aquel momento Ciudadanos entendió que era necesario un cambio por la tremenda deuda que se acumulaba. La última etapa del PP aquí fue bastante negativa, aunque también es cierto que vino acompañada de una crisis económica. La decisión de apoyar al gobierno socialista no fue fácil, pero funcionó a nivel de saneamiento de cuentas, transparencia, mociones para intentar reactivar la economía… Uno de los acuerdos fue que llevaran a pleno todas las cuestiones que no se aprobaran en Junta de Gobierno local, una apuesta por la cultura con la Semana Cervantina y una serie de medidas que pusimos encima de la mesa, como quitar lo que el PSOE llamaba el ‘aparcazo’. Al final no se consiguíó todo lo que se quería, sobre todo porque aún no teníamos la experiencia que tenemos ahora, y porque muchas de las propuestas de Ciudadanos fueron fagocitadas por el gobierno socialista, y otras no se llevaron a cabo. Hicimos aportaciones muy beneficiosas para los vecinos pero, o se las apuntaron ellos, o no llegaron a desarrollarse. Por ejemplo, el tema de las cacas de los perros, que salió en el Pleno de febrero: nosotros no íbamos a votar en contra de que los vecinos fueran con una mezcla de agua y vinagre, porque se está estropeando el mobiliario urbano y se generan olores, pero no puede recaer toda la responsabilidad en el vecino. El Ayuntamiento tiene que aumentar los servicios de limpieza, contratar productos nuevos y dar cumplimiento a las dos mociones de Ciudadanos, aprobadas por unanimidad en noviembre de 2016: un plan de censo canino a través del ADN, que se ha llevado a cabo con éxito en muchos municipios, y también que se construyeran más zonas de ocio y esparcimiento para perros, y se restaurasen las que ya había. No se ha hecho nada y cada vez hay más quejas por este motivo en Arganda. Hay prohibiciones y sanciones por acceder a lugares no permitidos con perros, pero no se da ninguna alternativa.

Cristina Miguel, portavoz de Ciudadanos en Arganda del Rey

Cristina Miguel, portavoz de Ciudadanos en Arganda del Rey (©Diario de Arganda)

¿Cómo encaran desde Ciudadanos esta nueva legislatura?

El ‘rodillo socialista’ es bastante duro para la oposición. La mayoría absoluta no le ha sentado bien a Arganda. Este es un gobierno ‘anunción’, porque anuncia mucho; ‘gastón’, porque gasta demasiado; ‘maquetero’, porque se queda todo en maqueta, y ‘paellero’. En la etapa anterior el control era más estricto y nos hacían un poco más de caso. El ejemplo más claro es el Pleno de principios de marzo. Llevamos una recopilación de mociones pendientes de aprobar para la reactivación económica, captación de empresas… porque Arganda es el municipio de más de 40.000 habitantes con más paro. Lanzamos una moción que se trabajó en colaboración con la Consejería de Economía y Empleo, que fue muy bien recibida allí, para mejorar la dinamización de empresas, poner al día el polígono, ventanilla única…, para agilizar la actividad económica de Arganda, que es la gran asignatura política del Gobierno. Y se aprobó la moción, pero el Gobierno quitó la partida de 250.000 euros. Quizá habríamos aceptado una enmienda que pusiera otra cantidad económica, pero es que ni se dignaron dar ninguna alternativa. Y si tú no dotas algo de una partida económica, no sale. Estamos hablando de mociones aprobadas en 2016 para la economía local, un plan de apoyo al emprendedor, fomento del trabajo entre jóvenes, mejora de los viales del polígono… que se quedaron en el baúl de los recuerdos. Si el Gobierno del PSOE es incapaz de llegar con Ciudadanos a un solo acuerdo de calado esta legislatura, ¿con quién lo va a hacer? Tenemos mucha envidia de la inversión que se hace en Rivas. En Arganda parece que el centro logístico va a llegar, pero al final los hechos cantan: somos el municipio número 1 en cuanto a paro. Y eso es un dato objetivo.

¿Creen que la plataforma logística es la solución económica de Arganda?

Eso va a beneficiar mucho a Arganda, pero también nos tenemos que ocupar del polígono y de los empresarios que han estado luchando por levantar Arganda. Se necesita un plan de asfaltado y de iluminación; beneficios fiscales; una ventanilla única para las empresas, y fibra óptica en el polígono de Arganda. En la anterior legislatura, el Gobierno de Cifuentes celebró un acto para promover la plataforma, pero está en un proceso muy embrionario. No pensamos que en breve vaya a salir. Tenemos que trabajar con lo que tenemos, un proyecto a medio plazo, y hay que cuidar el polígono y volver a conseguir que sea el referente: es el segundo más importante de toda la Comunidad de Madrid y hay que cuidarlo.

El Plan General de Ordenación Urbana es otro de los temas que hay encima de la mesa.

La crisis económica impactó de manera brutal en Arganda y ya ha terminado, pero no ha habido un repunte de la actividad industrial. Una de las cosas que hemos hecho mal es que hay un plan general urbanístico absolutamente obsoleto. No funciona; es una especie de corsé que restringe la actividad inversora y de desarrollo, y el ejemplo es que hace poco hemos tenido que dotar de actividad comercial a muchas naves que no podían tenerla para reactivarlas. Podría haberse avanzado en la pasada legislatura, pero hemos dejado pasar cuatro años en los que se podían hacer cosas. Aquí en la legislatura anterior el Gobierno socialista ha hecho la técnica del árbitro: pasar desapercibido. Ha habido mucho gasto, muy poca inversión y pocas iniciativas que fomenten el empleo, y eso ya no vale. Hay un plan de inversión bastante ambicioso, y vamos a ver si se ejecuta. Nos llevan los demonios cuando oímos que las competencias de empleo no son del Gobierno municipal: depende, porque sí se puede fomentar la creación de empleo. Por ejemplo, las lanzaderas de empleo, o la modificación del plan de empleo, que ha dado salida a muchas familias, pero ya está obsoleto y se tiene que modificar. Hay un plan de empleo en ESMAR, que da trabajo a bastantes familias en mala situación social, pero también ha cambiado la situación de las familias. Y ese plan no se basa en la formación: es esta es la que debe ser prioritaria en el plan de empleo.

La ampliación del Hospital del Sureste sigue pendiente…

Parece que se ha anunciado que va a haber una ampliación en esta legislatura, y estamos de acuerdo en que debe aumentarse el número de camas. Otra de las cosas que reivindicamos y se nos ha aprobado en el Pleno es que en el proyecto de este hospital había un parking gratuito, y lo hemos recordado: que se contacte con los dueños de los terrenos para reactivar esa superficie. Esto también tiene que ver con otra de las características de este Gobierno: pensamos que hay una política premeditada de frentismo con la Comunidad de Madrid que no beneficia nada al municipio. Lo hemos visto con el tema del hospital, que es competencia de la Comunidad, pero el Ayuntamiento también puede hacer cosas por mejorar el hospital. Y otro ejemplo es la rotonda de Los Villares. Debajo de todo esto, subyace un frentismo contra la Comunidad de Madrid. Yo estoy convencido de que si allí gobernara el PSOE, esto no pasaría.

Está pendiente también el tema del instituto…

En el tema del instituto, el Gobierno municipal pone hincapié en que la Comunidad no lo hace; pero no habla de lo que tardó en poner a disposición de la Comunidad los terrenos, porque es un elefante cojo. En el tema de la rotonda de Los Villares, la culpa es de TFM, porque la Consejería de Transportes estuvo desde el minuto 1 presionando a TFM para que lo hiciera; y el Ayuntamiento, en lugar de señalizar bien ese giro, porque no hay ni luces, puso una plaquita diciendo que la culpa era de la Comunidad de Madrid. El triunfalismo y el victimismo son las señas de identidad del Gobierno.

Cristina Miguel y Miguel Ángel López, concejales de Ciudadanos en Arganda del Rey

Cristina Miguel y Miguel Ángel López, concejales de Ciudadanos en Arganda del Rey (©Diario de Arganda)

Según la última encuesta de Movilidad, el uso del coche en Arganda es muy superior a la media de la Comunidad de Madrid. ¿Qué opinan en materia de transportes?

Cuando se proyectó el metro aquí, la Línea 9 no cubría las necesidades de los vecinos. Fue un proyecto cojo desde el principio. No da cobertura a todos los habitantes y barrios. Simplemente trasladarte desde tu barrio al Metro ya es una aventura: tienes que ir en autobús urbano, interurbano o a pie. Es lógico que la gente coja el vehículo para trasladarse a sus lugares de trabajo. Hay barrios donde estamos reivindicando que haya autobuses también los fines de semana, para el ocio de los jóvenes. Estamos en contacto con la Consejería de Transportes y nos consta que se está intentando mejorar lo que se tenga que mejorar, tanto en frecuencia como en vagones, haciendo estudios, y confiamos en que el Metro de Arganda se modernice y se dé salida a estas reivindicaciones.

Hace poco hubo polémica con las oposiciones de la Policía Local

Como se ha podido demostrar, fue un proceso transparente, que cualquiera puede contrastar, y sometido a la Ley de Contratos. Fue una polémica partidista que duró unos días y que, como era de esperar, quedó en agua de borrajas. No da más de sí el tema. Ni siquiera ha sido inteligente para sacar réditos políticos, porque se les ha vuelto en contra. Hay que trabajar por el vecino en positivo, y no en negativo, porque el vecino lo que quiere son soluciones.

Arganda es uno de los municipios que vierten en Valdemingómez, y por eso se ha visto envuelto en la polémica por la gestión de los residuos. ¿Cuál es su posición al respecto?

Hemos preguntado en el Pleno qué hay de cierto en esa deuda que nos reclama el Ayuntamiento de Madrid y nos dicen que deuda, como tal, no hay. El dinero del que se habla está judicializado, y es algo que nos preocupa porque, como salga adelante, va a afectar gravemente a nuestros presupuestos. Esperemos a que los tribunales se pronuncien.

El tercer carril de la A-3 está previsto con cargo a las plusvalías que genere la venta de los terrenos de la futura plataforma logística. ¿Creen que deberían impulsarlo ya?

El embudo de la A-3 empieza en Rivas. Claro que nos gustaría que hubiera un tercer carril, pero estamos intentando centrarnos en medidas prácticas. Necesitamos un acceso directo desde la A-3 hasta el polígono de Arganda, porque los accesos que hay son insuficientes. Uno de ellos, que se utiliza bastante, es una vía pecuaria y para salvarla habría que hacer un ramal, pero eso no son competencias municipales. Pero los vehículos pesados y las personas que van a sus puestos de trabajo necesitan ese acceso directo al polígono.

 

Otras entrevistas:

Guillermo Hita: “El compromiso del Gobierno es que no haya limitación presupuestaria para ayudar a las personas»

Pablo Rodríguez (PP): «Arganda lleva más de cuatro años estancada»

 

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!