Línea 9B de Metro: el ‘cuento de nunca acabar’ para los vecinos de Arganda del Rey

por | Dic 13, 2023 | 6 Comentarios

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Averías recurrentes, aglomeraciones, retrasos imprevisibles… La línea 9B de Metro que da cobertura a Arganda del Rey continúa lejos de prestar un servicio óptimo a los viajeros que, bien de forma asidua, bien de forma puntual, deben hacer uso de ella. Así lo expresan de manera generalizada los usuarios, que dejan a esta línea como la peor valorada en las encuestas de satisfacción.

El 7 de abril de 1999 se inauguró la ampliación de la línea 9 de Metro en su último tramo, entre Puerta de Arganda y Arganda del Rey, una buena noticia a priori para la movilidad de los vecinos y vecinas de Arganda y de Rivas Vaciamadrid que veían con esta nueva infraestructura cómo las comunicaciones con la capital se veían reforzadas.

MÁS  La línea 9B de Metro, la peor valorada por los usuarios

El proyecto, según recoge la web de la Comunidad de Madrid, consistió en la creación de cuatro nuevas estaciones, dos de ellas en superficie -Rivas-Vaciamadrid y La Poveda- y otras dos semisoterradas -Rivas Urbanizaciones y Arganda del Rey-, reservándose además el suelo necesario para otras dos estaciones futuras intercaladas, una en la zona de Vicálvaro y otra entre las estaciones de Rivas Urbanizaciones y Rivas Vaciamadrid.

Esta obra supuso la incorporación al parque móvil de Metro de Madrid de los nuevos trenes de la serie 6.000, que eran los más modernos de la red de Metro en el momento, y con “características distintivas que la hacen diferente del resto de actuaciones realizadas en la red de Metro”.

Sin embargo, en el año 2013 la Comunidad de Madrid vendió 73 trenes a Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE) -para su uso en el Metro de Buenos Aires- de esta serie 6000 que circulaban por las líneas 9 y 9B del Metro de Madrid por unos 28 millones de euros.

El trazado se desarrolla a lo largo de 18,3 kilómetros de longitud y casi la entera totalidad del tramo discurre en superficie.

Pero sin duda, una de las principales ‘novedades’ y quizá la más polémica es que se trata del único proyecto de la ampliación de la Red 1995-1999 que fue objeto de concesión administrativa, con un plazo de explotación a 30 años por parte de Transportes Ferroviarios de Madrid (TFM) que expira, en principio, en 2029.

La gestión de TFM

Prácticamente desde el comienzo del servicio, los problemas con esta línea han sido algo habitual. Al margen de precios y número de vagones en los convoyes, las incidencias en la circulación son frecuentes, con intervalos de paso elevados según denuncian los usuarios y con interrupciones en el servicio que, lejos de solventarse con rapidez, suelen generar retrasos importantes a los vecinos de Arganda del Rey.

TFM, participada en un 42% por Metro de Madrid, se ha situado en el foco de las iras de los usuarios, que ven con el paso del tiempo cómo, pese a las obras realizadas, las inversiones anunciadas y las mejoras propuestas, el servicio sigue siendo deficiente para una ciudad en constante crecimiento como Arganda del Rey.

Obras de la catenaria en la línea 9B de Metro (foto: Metro de Madrid)

En abril de 2018, en una entrevista concedida a Diario de Rivas, el por entonces consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, subrayaba que el modelo TFM “ha venido para quedarse” y cerraba de soslayo la puerta a una futura reversión de la gestión a la Comunidad de Madrid.

Diario de Arganda ha tratado sin éxito de conocer la postura del Gobierno regional a este respecto cuando restan apenas cinco años para que concluya la concesión.

Valoraciones de los usuarios

Es difícil encontrar una valoración positiva del servicio por parte de los vecinos y vecinas de Arganda que hacen uso de la línea 9B de Metro.

Aitor Galisteo es uno de los usuarios más activos y mas reivindicativos en este asunto. En 2018 puso en marcha una campaña de recogida de firmas en Change.org para exigir “un servicio de Metro de calidad en Arganda y Rivas”, una iniciativa que sigue en marcha y que lleva recogidos más de 10.200 apoyos.

En declaraciones a este diario digital, apunta que “poco o nada ha cambiado en los últimos años, pese al movimiento vecinal que se ha estado haciendo y las reclamaciones que muchos vecinos, entre los que me encuentro, me consta que hemos puesto cada vez que se produce una avería”.

MÁS  Más de 10.000 firmas exigen una solución urgente a los problemas de la Línea 9B de Metro en Arganda y Rivas

Seguimos sufriendo un servicio deficitario para la demanda cada vez mayor de esta línea. Tanto Arganda como Rivas son municipios que han crecido muchísimo desde que la línea 9B comenzase a funcionar y pese a que la presión es cada vez mayor en cuanto a número de viajeros, seguimos teniendo que viajar a menudo en trenes de dos vagones y sufrimos tiempos de espera de 10 minutos o más en hora punta”, remarca Aitor.

En su opinión, “lo más preocupante es que nada hace indicar que esto vaya a cambiar ni en el corto ni en el medio plazo, ya que ni la Comunidad refleja partida alguna en sus presupuestos para la línea 9B, ni tampoco se ha incluido esta línea entre las que esperan recibir nuevos trenes en los próximos años. Recordemos que ya en 2019 Ángel Garrido dijo que ese mismo año se acabarían los trenes de dos vagones”, apunta.

A ello se suma, subraya, “la previsión es de una masificación mayor, ya que sí se ha contemplado una nueva estación en Los Berrocales que aumentaría la presión de usuarios que ya sufrimos” y otros problemas como “que en 2023 sigamos siendo el único tramo de red que tiene varias estaciones sin cobertura (Arganda y Rivas Urbanizaciones) y que nadie haga nada porque es una concesionaria que no está cumpliendo con sus obligaciones de prestar un servicio de calidad igual al del resto de la red”.

Nada hace indicar tampoco que el nuevo Consistorio argandeño vaya a pelear por conseguir un metro de calidad, ya que el propio alcalde ha defendido el modelo actual y parece que solo le preocupa el servicio de Cercanías Renfe”, a lo que agrega que “no estaría de más que el Ayuntamiento intentase llegar a algún tipo de acuerdo con Alsa o el Consorcio para que cuando se interrumpe el servicio durante horas se ponga un servicio alternativo decente, similar al 312, 313 o en Rivas similar al 331, 2, 3 y 4, ya que los servicios alternativos actuales tardan más de una hora en hacer un recorrido de 20 minutos”.

“Mi solución ante las averías sería que hubiese pactado un refuerzo automático con Alsa y la empresa que opera en Rivas para incrementar frecuencias desde el minuto 1 y establecer un servicio especial Rivas-Arganda-Rivas para los pocos usuarios que su destino no sea Madrid”, concluye este usuario.

Santiago Ayma es un joven vecino de la localidad que hace uso de esta línea de forma habitual, tanto para desplazarse a la universidad como para trasladarse a Madrid los fines de semana.

La incertidumbre del servicio es tal que condiciona su planificación diaria. “Por ejemplo, si tengo un examen, salgo con una hora y media de antelación de mi casa, porque es posible que el tren se quede parado. Normalmente un tren se para, otro va con retraso, que pueden llegar a ser cosas normales, pero al menos una vez al mes me toca estar parado media hora o 40 minutos entre dos estaciones”, explica.

Las aglomeraciones son el ‘pan nuestro de cada día’ para los usuarios de esta línea, una situación que es especialmente preocupante en las horas punta, tal y como subraya Santiago. “Puerta de Arganda está demasiado saturado y hay veces que no puedes coger un metro, tienes que esperar al siguiente y el siguiente no admite pasajeros; sobre todo a mí me han coincidido los miércoles y viernes, que si quieres coger un tren en Puerta de Arganda se te lía el resto de la línea. Yo no he tenido ningún problema de Puerta de Arganda hacia Paco de Lucía, todo perfecto, pero el tramo entre Puerta de Arganda y Arganda del Rey sufre constantes parones, ahora llegas 15 minutos tarde, ahora 20, ahora 5, ahora 10… Los metros no pasan cuando pone en la aplicación, y eso sí que es un poco caótico”, cuenta a este medio.

El funcionamiento, además, se ve agravado en los días de lluvia. “Ahí sí que ya es insostenible, como haya un día que esté lloviendo fuerte olvídate de llegar al sitio al que tengas que ir, porque o te van a cerrar una estación porque está inundada o el tren se va a averiar en medio de dos estaciones. Este año de los últimos cinco días que ha llovido fuerte, me he quedado sin poder ir a la universidad tres de ellos, o porque han cerrado una estación o porque ha estado tanto tiempo parado que me he perdido las clases”, recalca.

A pesar de ello, este joven argandeño no considera que en líneas generales sea “un servicio pésimo o nefasto”, sino que “es un servicio medio que cumple, pero tienes que saber que de vez en cuando vas a llegar 15 o 20 minutos tarde aunque hayas salido con media hora de antelación de tu casa”.

Sara Nogueira también es usuaria habitual de esta línea, “bien para ir a trabajar o bien para cuestiones de ocio” e incide en un problema común a la mayoría de viajeros. “Debido al aumento de población y que cada vez la gente coge más el transporte público, muchas veces el tramo desde Puerta de Arganda a Arganda o desde Arganda a Puerta de Arganda se queda muy corto, porque hay muy pocos vagones, se deberían saber las horas punta para que así la gente no vaya con aglomeración en el metro, puesto que a veces hay personas con movilidad reducida que no pueden acceder a los asientos por la saturación que hay”, afirma.

Asimismo, pone el acento en la gente joven que necesita de un servicio de calidad para sus desplazamientos, especialmente los fines de semana. “A lo mejor habría que alargar un poco el horario de los fines de semana, porque así también evitaríamos que tuvieran que hacer uso del coche y facilitaríamos que los chavales pudieran regresar habiendo ingerido alcohol y quitándose el peligro de meterse en la carretera de Valencia”, apunta Sara.

Por su parte, María José Martín, vecina de Arganda y viajera habitual de la línea 9B, se manifiesta en parecidos términos y denuncia la “impuntualidad” del servicio y el hecho de que, en horas punta, el convoy solo esté conformado por dos vagones.

“Cuando he reclamado me dicen que, por número de usuarios, es lo que hay estipulado, pero el hecho es que desde Arganda del Rey a primera hora de la mañana el metro ya va lleno. Yo utilizo toda la línea 9 porque trabajo en el Barrio del Pilar, y tardo tanto desde Arganda a Puerta de Arganda como de Puerta de Arganda al Barrio del Pilar, es penoso”, esgrime.

«Es una línea muy lenta, con poca frecuencia, cada dos por tres está rota y somos muchos para dos vagones. La cuestión es que algún sábado que lo he usado ponen tres vagones, eso no es entendible, porque luego a horas de más afluencia podemos estar esperando de 10 a 15 minutos», resume.

“Hay muchas veces que cuando el metro llega a Rivas los pasajeros no se pueden subir porque va lleno, no hay espacio y te tienes que quedar fuera y y esperar”, añade, y pone de relieve a su vez otra de las grandes problemática que sufren los vecinos de Arganda y Rivas, como el famoso transbordo que deben realizar en Puerta de Arganda para continuar su trayecto hasta la capital.

“Cuando me levanto por la mañana lo primero que hago es ver las alertas a ver si hay alguna avería, porque se rompe con mucha facilidad, es muy lento, y luego está la frecuencia de paso, que somos muchos para dos vagones”, denuncia, para agregar otro problema más, como es la diferencia tarifaria con la red de Metro. “Es vergonzoso, yo antes vivía en Parla y teníamos una zona B2 estando a la misma distancia de Madrid, pero Arganda es B3 y no me explico por qué tenemos que pagar más”, apostilla.

Ayuntamiento de Arganda y Comunidad de Madrid

Durante la pasada legislatura, el Gobierno local socialista de Arganda incidió en varias ocasiones en la necesidad de replantearse el modelo TFM en un futuro, apostando por la reversión de la gestión para garantizar su correcto funcionamiento y su integración de pleno derecho en la red de Metro de Madrid.

Sin embargo, estas reivindicaciones, que también tuvieron eco en la Asamblea de Madrid, continúan sin fructificar a la espera de ver qué ocurre más allá de 2029.

Así, desde la consejería de Transportes se han limitado a explicar a Diario de Arganda que las últimas incidencias registradas han sido “puntuales, la gran mayoría motivadas por la lluvia” y recuerdan a su vez que “desde el 1 de enero de 2019 hasta la fecha, han sido numerosas las actuaciones de mejora del servicio de la línea 9B, como la ampliación del horario de servicio hasta la 1:30 horas todos los días y el aumento de la capacidad de los trenes con el reflotamiento de varios coches remolque”.

Por su parte, el actual alcalde de la ciudad, el ‘popular’ Alberto Escribano, tampoco ha querido ahondar en el problema. “La situación del metro en Arganda del Rey no es perfecta, no hay por qué negarlo y se debe trabajar para mejorarlo y que el servicio crezca aún más, pero del mismo modo que pasa con la RENFE, por ejemplo, donde vemos problemas cada semana. Tenemos un gran transporte público pero, lógicamente, lejos de la perfección”, señala el regidor.

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

6 Comentarios

  1. Francisco rejon valladolid

    Que el Alcalde Sr. Escribano que aplaude tanto a su jefa Ayuso , la presione para solucionar este vergonzoso poblema, menos tonterias y mas hechos, Arganda se queda atras por la ineficacia de sus politicos, es el pueblo mas atrasado de la Comunidad en un radio de 30Km.

    Responder
  2. Maria del Mar Temprano

    Bien que criticamos al ministro de transportes del gobierno, pero la linea de metro que llega hasta Arganda competencia de la comunidad funcionando pero que mal desde el día antes de su inauguración de eso no hablamos señor@ ocúpense cada una de su competencia y nos harán un favor a todos@

    Responder
  3. Corps

    Julián Corps , respecto a la línea 9 , Puerta de Arganda/Arganda.cecir que es un desastre total . Cuando un servicio tan importante se lo damos a manos privadas y aquellas no las controlamos por intereses propios ocurre esto, vergonzoso después derrochamos energías con palabrería vana a la gestión de cercanía.otra vergüenza por cierto.Menos palabrería y mas rigor este y otros asuntos público.

    Responder
    • Gloria

      Lo de este alcalde no es normal , todo le parece bien .
      Lo del metro es una vergüenza y nos vienes contando tonterías.
      Por lo menos muévete e intenta hacer algo
      Como se nota que usted no lo coge nunca.
      Ahora el tema no es Renfe es el metro..
      Siempre echando balones fuera.
      Como todo lo solucione así…. que por lo que estoy viendo si.
      MUEVASE E INTENTE HACER ALGO.

      Responder
  4. M Carmen Doblado segura

    Vergonzoso,lo que pasa pero no es de ahora ni autobúses ni metro en condiciones pero para cobrar si andan listos ,cada día entiendo menos como las personas vienen a vivir a Rivas,nos engañan los q mandan no sirven x qué no resuelve los problemas de esta ciudad

    Responder
    • Gloria

      Sr.Francisco estoy con usted , cuando invite a su jefa al pueblo que venga en metro y así lo viva en primera persona.
      Que no venga tan cómoda en su coche oficial.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos en las redes sociales!