¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Guillermo Hita, alcalde de Arganda del Rey (foto: Diario de Arganda)

Con la mirada puesta en la evolución de la pandemia de Covid-19 y su influencia en prácticamente cualquier decisión a adoptar desde el Gobierno local, el alcalde de Arganda del Rey, Guillermo Hita, ha atendido a Diario de Arganda para hacer un balance de las principales cuestiones que preocupan a los ciudadanos de la localidad, como la seguridad, la limpieza, el paro o la atención social, entre otras.

¿Qué valoración hace de la evolución de la pandemia en la ciudad durante las últimas semanas?

Ya se publicaron datos que aventuraban que la progresión era a la baja, y las últimas cifras también confirman esa tendencia que nos sitúan alrededor de los 500 contagios por cada 100.000 habitantes, lo cual está por debajo de los 750 marcado como límite para el confinamiento perimetral. Y hablo solo de los 500 como media en Arganda porque creo que es la entidad mínima que hay que considerar. Solicité que se tuviera en consideración el confinamiento perimetral de toda la ciudad por dos cuestiones: primero, porque es imposible hacer cumplir un confinamiento de un barrio y, segundo, porque los datos eran muy parecidos en ambas zonas.

Me complace estar por debajo de esa cifra y aprovecho para agradecer el comportamiento de la ciudadanía de Arganda que, como ha hecho desde marzo, ha estado a disposición de las autoridades cumpliendo lo que se le ha pedido. Y lo que se le ha pedido ha sido que se queden confinados en un área básica de salud concreta, lo que supone un sacrificio importante porque no hay tiendas para comprar, no hay instalaciones deportivas ni gasolineras, y sé que ha costado un esfuerzo importante a la ciudadanía. Pero ahí están las cifras, que indican que los ciudadanos han cumplido rigurosamente con lo que se les ha pedido.

Hay voces en la Comunidad de Madrid que abogan por volver a parar la actividad económica para doblegar la curva ¿Es usted partidario de ello?

He tenido conversaciones informales con Ignacio Aguado y con el consejero de Economía al respecto, y ellos han mostrado su idea de hacer un parón de unos días que asegurase que el número de contagios bajase por debajo de una cifra manejable. Y yo estoy con ellos, habría que consensuarlo, pero pienso que, como no manejemos la cifra, nos vamos a encontrar con una Navidad muy difícil, porque así lo dicen la OMS y las autoridades sanitarias, e incluso la propia consejería de Sanidad. Y si tenemos esa certeza, habrá que tomar una determinación drástica. Yo creo que el vicepresidente lleva razón, y que el consejero de Economía también. Hay que tomar una decisión drástica que no tendría por qué ser un confinamiento total pero sí la toma de decisiones duras para que en Navidad pudiéramos tener una cifra manejable.

Teniendo en cuenta los precedentes y el incremento de los datos de contagio cuando se eliminan las restricciones, ¿cree que se corre el riesgo de que la situación se vuelva cíclica?

La ciudadanía se ha portado de forma exquisita durante todos estos meses. Han seguido escrupulosamente lo que se les ha pedido. El contagio tiene que ver con la aglomeración y la movilidad de las personas, tiene que ver con una cuestión matemática, y es que cuanto más estemos juntos más se traslada el virus. No hay un componente social de incumplimiento de la norma, sino que tiene que ver con permitir a las personas hacer determinadas cosas. Cuando a alguien se le permite estar en una aglomeración es lógico que el virus se expanda más, y es cierto que esto puede convertirse en algo cíclico porque es una cuestión matemática. Si se abre la posibilidad de moverse crecerá el contagio, y si se restringe la capacidad de movilidad bajará. Por eso lo de tomar determinaciones que imposibiliten una libertad absoluta de movimientos. Esto es así, se ve que cuando se mete a la gente en casa la curva baja, pero en ese caso también cerramos la economía y eso no nos lo podemos permitir. Pero insisto en que la cifra debe ser manejable y estar muy por debajo de los 500.

La situación actual condiciona la labor de todos los Ayuntamientos. ¿Qué proyectos de calado se podrán impulsar en lo que resta de legislatura en la ciudad teniendo en cuenta el contexto de pandemia?

La pandemia ha trastocado todas las agendas políticas y de inversión de todas las administraciones, desde los Ayuntamientos hasta los Gobiernos regionales y el Gobierno de España. Tenemos que adecuar la estrategia política y de gasto de aquí en adelante durante los próximos 3 o 4 años, y esto es así en Arganda y en otros sitios. Nos hemos dedicado a tres cosas fundamentalmente. La primera es la atención social a las personas que lo están pasando mal. La segunda es un componente de reactivación económica que no podemos obviar y en ese sentido desde este Ayuntamiento hemos firmados acuerdos todas las fuerzas políticas y sindicatos para que, desde ya, ayudemos a autónomos, empresarios, comerciantes y hosteleros a recuperar esa actividad que va unida con el empleo.

Y luego está la parte económica del presupuesto de este Ayuntamiento para mantener los servicios vivos. Hay que seguir recogiendo la basura, atendiendo las cuestiones relativas a la tramitación de expedientes, etc.. Esas tres patas están ocupando el presupuesto del Ayuntamiento, lo que quiere decir que, de cara a los próximos años y con cuestiones especiales que tendrán que venir de las Comunidades Autónomas, del Gobierno español y de Europa, habrá que hacer una reestructuración de la estrategia y pensar en inversiones que aseguren que la situación económica va hacia adelante, que se recupera el empleo, que se recupera la actividad, que somos capaces de invertir en cuestiones medioambientales y de estructura de ciudad, y eso hay que hacerlo. No podemos estar mucho más tiempo con las inversiones paradas, porque tienen un componente económico y del empleo muy importante.

¿La situación de la limpieza en Arganda es buena, mala o mejorable?

Hay que tener en cuenta que la limpieza en Arganda y en cualquier municipio es siempre mejorable. Además, venimos de tiempos muy difíciles en cuanto al servicio de limpieza y la contratista que ha vendo desarrollando estas tareas. Quiero recordar que en 2008 el anterior Gobierno hizo una reducción de este contrato de un 20%, que todavía estamos arrastrando por cuestiones administrativas. La ley de contratos no permite hacer una reducción de un contrato más allá del 20%, y al hacerse dicha reducción, aunque parezca un contrasentido, la ley marca que no se puede realizar una modificación en ese contrato. Por lo tanto, estamos con los niveles de servicio de 2008, con lo que la situación es mejorable. Estamos ya con el proyecto de un nuevo contrato de recogida de residuos y limpieza viaria que era más que necesario después de 20 años de haber tenido el anterior, y con toda probabilidad en el año 2021 lo adjudicaremos.

A tenor de los últimos datos sobre criminalidad, ¿diría usted que Arganda es una ciudad segura?

Arganda, y las cifras así lo demuestran, es una ciudad segura, en cuanto a que cumple con los requisitos de seguridad de las ciudades de más de 50.000 habitantes. Hay quien dice que los datos, si alguien es capaz de retorcerles el brazo, chillarían en el sentido que uno quisiera. Alguien se está empeñando en decir que Arganda es una ciudad con índices importantes de criminalidad cuando no es así. Además, se demuestra periódicamente cuando se publican los datos de criminalidad que estamos por debajo de la media de la Comunidad de Madrid y que van bajando recurrentemente, trimestre a trimestre, salvo algún aspecto puntual como las actuaciones del Summer Story y los hurtos de teléfonos móviles. Los datos bajan informe tras informe. Dentro de poco se publicará el documento del tercer trimestre, en el que ya no estamos confinados, y aventuro que la reducción con respecto al mismo trimestre de 2019 será por lo menos satisfactoria y que seguiremos en la tendencia de bajar los índices de criminalidad. Aquellos que quieren retorcer el brazo a los datos para que parezca que Arganda es una ciudad insegura no hacen sino fomentar el miedo en la población, porque esos índices de hecho son inferiores a los que tenían anteriormente aquellos que ahora retuercen el brazo a los datos.

El paro es otra de las grandes preocupaciones de la ciudadanía, máxime con la crisis derivada de la pandemia. ¿Qué herramientas pone en este sentido el Ayuntamiento a disposición de la ciudadanía pese a no ser una competencia municipal?

Es verdad, como bien dices, que el desempleo y las políticas activas de empleo no son competencia municipal, pero como he dicho anteriormente una de las tres patas que están sujetando en este momento el presupuesto del Ayuntamiento tiene que ver con actividades de fomento de la economía. Estamos hablando de políticas de reducción de impuestos a los establecimientos e industrias que han sufrido en la pandemia. Tiene que ver con no ingresar la tasa por ocupación de vía pública para restaurantes y bares que han tenido que cerrar. Tiene que ver con el decremento del IAE a aquellas empresas que tuvieron que cerrar su actividad por el confinamiento total. Estamos intentando hacer políticas de atención a esas empresas, a esas industrias y a esos autónomos que tienen que tirar de la economía para crear empleo. Y por ello firmamos unos pactos en junio en los que todas las fuerzas, sindicatos y patronal acordamos dedicar cerca de 3 millones de euros a estas políticas de reactivación económica y social, que ahora incrementaremos en alguna cuantía, porque vamos a proponer una línea de ayudas a pequeños comercios de 400.000 euros. Sin tener una competencia clara y estricta en políticas activas de empleo, fomentando la economía local seremos capaces, o al menos lo intentaremos, de que el empleo no sufra como está sufriendo en la actualidad.

La línea 9B de Metro sigue generando problemas e inconvenientes a los ciudadanos que la utilizan para sus desplazamientos. ¿Por dónde pasaría una solución definitiva para esta situación?

La solución es la inversión, y pasaría porque la compañía que lleva la explotación de la línea 9B fuese reconvenida por alguien para que hiciese esa inversión. La concesionaria no está realizando la inversión que tiene que realizar, y por eso son las averías recurrentes, que tienen que ver con la catenaria, es decir, con los cables que suministran la luz eléctrica a los trenes. Cables que no deben estar suficientemente mantenidos o deben haber agotado su vida útil porque, recurrentemente, se averían. Esto tiene que ver con la falta de inversión. El otro día estuve con el consejero de Transportes, Ángel Garrido, y me aseguró que se iba a hacer una inversión fuerte en la catenaria. Yo le indiqué que había que instar a esta empresa a que lo haga urgentemente, pero además que habría que valorar que, si esta empresa no cumple con los requisitos de calidad y de inversión de esta línea 9B, lo que tendría que plantearse el Gobierno regional es rescatar la concesión y gestionar directamente la línea desde Metro de Madrid, con los estándares de calidad, de horarios y de precios que tienen el resto de las líneas. Nada hace aconsejable que la línea que llega a Arganda tenga una calidad tan distinta e inferior al resto de la red de Metro, porque de la línea 9B depende el transporte de muchos ciudadanos del sureste de la región que tienen que ir a Madrid. Y como es el 60% de la conexión de transporte público que tenemos con Madrid, merecemos ese respeto que no se nos ha tenido a lo largo de este tiempo de funcionamiento.

Recientemente anunció en una entrevista con este medio el proyecto para la instalación de cámaras de vigilancia en los accesos de la ciudad. ¿En qué situación se encuentra dicho proyecto?

Ese proyecto ya está en desarrollo, pronto saldrá la licitación. Tiene que ver con la instalación de cámaras inteligentes en las entradas del municipio para cuestiones de vigilancia y seguridad, es decir, identificando a todos aquellos vehículos que entran y salen del municipio. Es una cuestión que es importante. Hubiera ayudado mucho también en un confinamiento como el que tuvimos días atrás, para tomar nota de quién entra y quién sale. No hay ningún plazo aún, hay que sacar el proyecto a contratación pública para conseguir una buena calidad y un precio óptimo.

¿Prevé el Ayuntamiento de Arganda incrementar las ayudas sociales a las familias de la localidad afectadas por la crisis?

En este momento, como decía antes, uno de nuestros compromisos es la atención social, y poner encima de la mesa todos los importes que sean necesarios para la atención social a los ciudadanos. En ese sentido, hace poco incrementamos las becas de ayuda al estudio en otros 300.000 euros. Dada la situación de la educación en concreto por la pandemia, hemos aumentado desde los 700.000 euros al millón de euros esas ayudas para compra de libros, de material electrónico para las clases virtuales, ayudas al comedor… Mientras sea necesario, ese millón de euros seguirá vigente y disponible para las familias.

¿Hay algún proyecto relacionado con la vivienda social que tenga en mente desarrollar el Gobierno local?

Tenemos varias cuestiones que debemos trabajar para conseguir un nicho de vivienda social. Este Ayuntamiento, que no poseía viviendas sociales o que, mejor dicho, cuenta con todas ocupadas por inquilinos, se encuentra con la necesidad cada vez más apremiante de encontrar viviendas para todas aquellas familias que tienen problemas habitacionales. Ahora mismo no tenemos ninguna vivienda que cumpla con esos requisitos, pero estamos en conversaciones con algunos bancos para llegar a acuerdos o convenios, de manera que nos faciliten algunas viviendas y nosotros haremos de intermediarios y las pondremos a disposición de los vecinos que lo necesiten. A mí me gustaría que la Comunidad de Madrid aportase más en estos proyectos, porque hay que recordar que los Ayuntamientos no tienen las competencias de vivienda social, y las Comunidades Autónomas sí. No encuentro muy receptiva a la consejería de Vivienda para incrementar los parques de vivienda social.

¿Qué opinión le merece el Plan Vive anunciado recientemente por el consejero David Pérez y que supondrá la construcción de vivienda joven en la localidad?

Conozco ese plan por la prensa. Esto a lo mejor es triste decirlo así, pero el consejero no ha reunido a los alcaldes implicados para contarles en qué consistiría este plan, que tiene más que ver con la vivienda joven que con la vivienda social, aunque también se necesita vivienda joven. Yo quiero pensar que este plan tiene poco que ver con el Plan de Vivienda Joven que se desarrolló en Arganda hace unos años, y con el que muchos jóvenes se sintieron engañados. Recuerdo que se les embaucó con unos precios reducidos que luego no lo eran tanto. Se les embaucó en proyectos de alquiler con opción a compra que no eran tales. Y esas viviendas acabaron en manos de fondos buitre. Quiero pensar, y lo sabré cuando el consejero tenga a bien explicarme este proyecto, que no tiene nada que ver con aquel plan. Pero si es igual, evidentemente estaré en contra, porque se engañó a los vecinos jóvenes de este municipio.

La suspensión de la Fiestas Patronales supuso un varapalo para la ciudadanía argandeña. ¿Cómo prevé el Ayuntamiento afrontar la inminente llegada de la Navidad?

La suspensión de las fiestas supuso una merma moral importante. En Arganda las fiestas tienen una connotación social muy importante, una connotación de ciudad conjunta, de vecindad, muy relevante. Cuando hubo que cancelarlas fue algo muy duro para todos los vecinos, para mí como alcalde y como vecino también. Estamos ya pensando en la Navidad, estamos pensando en los distintos escenarios en los que podríamos llegar a la Navidad. Uno de ellos es la Cabalgata. Hay quien dice que no es lo más importante en estos momentos. Yo no estoy de acuerdo en absoluto. La vida y la moral de las personas también se ciñen a los tiempos y a las celebraciones, y yo quiero mandar un mensaje de tranquilidad y de ánimo a los vecinos. Estamos pensando en que los niños y niñas puedan ver a los Reyes Magos el día 5 de enero, porque es algo muy importante para ellos, para su moral. La moral de los niños, su disfrute, repercute directamente en el estado de ánimo de los padres y de las madres. Y por eso estamos pensando en que la Navidad llegará y haremos todo lo posible para que sea luminosa, dentro de la capacidad de este Ayuntamiento; que sea alegre, que estén los Reyes Magos por Arganda… que podamos hacer lo mas posible por la Navidad. Si podemos llegar en unas condiciones en las que pueda haber una Cabalgata con las medidas de seguridad que aconsejan estos eventos, será así. Pero si no, aseguro que los Reyes Magos estarán en Arganda el día 5 de enero para saludar a todos los niños y niñas de la ciudad.​

Otras Noticias

Guillermo Hita: “El compromiso del Gobierno es que no haya limitación presupuestaria para ayudar a las personas”

El alcalde de Arganda anuncia que el dinero sobrante de las ayudas de la DANA se destinará al pequeño comercio

El Pleno de Arganda aprueba rebajas fiscales para la hostelería y comercios en 2021

Metro renovará la catenaria de la línea 9B de Arganda y Rivas e incorporará el control de aforo

Becas municipales para el curso 2020/2021 en Arganda: inscripciones a partir del 15 de septiembre

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!